EL DESAYUNO / SU IMPORTANCIA

Sin duda una de las fuentes mas importantes de nuestra “gasolina” para un buen entrenamiento matutino o previo a una competición es el realizar un desayuno completo compuesto no solo por hidratos de carbono de indice glucémico alto, si no también bajos y por supuesto con fruta y proteinas

El desayuno debe ser equilibrado para conseguir un óptimo rendimiento deportivo. La ingesta energética debe cubrir el gasto calórico y permitir desarrollar los objetivos físicos y mentales a corto y largo plazo. 
Los componentes principales del desayuno deben ser los hidratos de carbono, una buena fuente es el arroz rojo o semintegral, que es el que mas utilizo yo. También las proteínas y las grasas sanas.

Los hidratos de carbono son el principal combustible que usa el cuerpo durante el entrenamiento o competición. Los carbohidratos se encuentran presentes en alimentos como el azúcar, el pan, los cereales, la pasta y los dulces, y también en las frutas, aunque en menor cantidad. El segundo nutriente importante en el desayuno son las proteínas, cuya función es la de regenerar y reparar los tejidos musculares. Las proteínas de mejor calidad se encuentran en huevos, jamón york, jamón serrano, queso fresco… mientras que en cereales y frutas la calidad es menor.
Las grasas (en una ingesta adecuada) son buenas, como un aceite de oliva primera calidad, ya que son una buena fuente de energía y tienen un efecto ahorrador de glucosa. Las grasas saturadas, de origen animal, pueden encontrarse en yema de huevo, lácteos enteros, productos de panadería, pastelería, mientras que las grasas insaturadas son las que están presentes en los aceites vegetales. 
Los días que realizo un desayuno completo, con zumo, fruta, jamón, tortilla, arroz, tosta con aceite, yogur con cereales, tostada con mermelada, tostada con tahín y café con leche, es decir, un desayuno antes de una competición lo realizo entre tres hora y media o cuatro antes de la competición
                             

             

Está claro que según el tipo de entrenamiento y sobre todo el tiempo que vayamos andar en bici dependerá en mayor o menor medida las cantidades que vayamos a ingerir.

Normalmente mi desayuno para un buen entrenamiento entre tres y tres horas y media es el siguiente: fruta del tiempo, un par de lonchas de jamón, una tostada de aceite, un yogur con 30 grs de cereales, un café con leche de avena y dos tostadas, una de ellas con mermelada y otra con tahín. Entre semana, el desayuno que realizo de lunes a viernes es muy parecido por mi ritmo de trabajo, variando únicamente que en vez de tres tostadas son dos, una de aceite con jamón y otra unos días con mermelada, otros con melaza de trigo o tahín.




Tener en cuenta que en un entrenamiento que pase de una hora y media el cuerpo para producir energía no solo “tira” de los hidratos de carbono y de las grasas acumuladas en nuestro cuerpo, si no que está demostrado que también utiliza energía a través de la “destrucción muscular”, por ello ES MUY IMPORTANTE QUE EL DESAYUNO tenga también proteína, y digo esto porque muchos ciclistas a veces piensan que solo son necesarios los hidratos de carbono. Y sin duda para minimizar esta “destrucción muscular” que siempre existirá en mayor o menor medida es también MUY IMPORTANTE que a partir de la hora y media de entrenamiento se ingiera algún alimento, barritas, fruta, etc.


Un buen complemento, 45 minutos antes de realizar el entrenamiento, es ENERGYPLUS, que te ayudará por su composición a cargar mas todavía tus depósitos de glucógeno a tope.

CUIDAROS!!!