EL HIGO

En mis salidas normalmente no soy de llevar mucha comida, me gusta más parar y poder disfrutar de la compañía de la grupeta. En el caso de ir solo también suelo parar siempre a tomar un café o coca-cola con algún dulce. Siempre llevo encima algo de dinero y UNA PORCIÖN DE PAN DE HIGOS. 
Está claro que tiene un aporte calórico muy alto. Se trata de una receta campesina hecha a base de HIGOS secos, almendras, canela y clavo, que permitía a las familias aprovechar la abundante producción de higos de forma más duradera. Probablemente de origen árabe, se comercializaba en pequeñas cestas redondas.

Resulta especialmente adecuado para personas en edad de crecimiento y el SECO lo es sobre todo para todas aquellas personas que hacemos grandes esfuerzos físicos, en nuestras salidas en bici, etc. Pero en general, todo el mundo puede beneficiarse de este delicioso “pan” o del propio HIGO al natural.
Os animaría a combinar diferentes mermeladas, yo también suelo tomar muchas veces de fresa y frambuesa, e introducir de vez en cuando la mermelada de HIGOS.
CUIDAROS!!!!