¿Lo estaré haciendo bien?

Mucha gente, cuando empieza la temporada se cuestiona todo este tipo de cosas. Yo no creo que tenga la barita mágica, pero desde mi experiencia, pienso que nadie la tiene.

Existen mil métodos de entrenamiento, cientos de libros escritos por grandes profesionales, todos ellos basados en la ciencia y en la experiencia y sin embargo, muy diferentes entre sí. Cada uno de ellos afirma ser el método verdadero, pero al final, no deja de ser un protocolo aplicado a un grupo relativamente reducido. La base de la metodología científica es la reproductibilidad y sin embargo la realidad es que existen tantos casos como individuos.

Cuando una persona me llama para que le entrene, la cosa es un poco más complicada que saber el peso, la talla y sus humbrales de trabajo. Lo que determina el éxito de un entrenamiento ajustado a sus necesidades, es saber el tiempo del que dispone para el entrenamiento, su disponibilidad horaria, su capacidad de sufrimiento, si es constante y coherente con sus objetivos, si su entorno familiar le apoya, su trayectoria deportiva, sus hábitos alimenticios…. Para mi todo esto es más importante que todo lo anterior.

Ciclismo-en-Lluvia-1024x576

Por eso, lo primero que suelo decir a la gente (de todos los niveles), es que yo soy un poco anárquico a la hora de planificar los entrenamientos de la temporada, que normalmente dista un poco de la metodología tradicional. Para daros algún ejemplo, soy de los que les gusta “tocar” la zona 4 en algún momento, incluso en la pretemporada.

Para mi hay dos puntos claves, el primero, que un entrenamiento bien planificado (contemplando todos los parámetros) te llevará al éxito seguro. Y la segunda, que si decides apostar por un entrenador debes tener confianza ciega en él, sabiendo que buscará sacar el máximo partido de ti

IMG_2432

CARPEDIEM