Metabolismo

Cuando haces ejercicio físico aeróbico, el organismo en primer término obtiene la energía a través de la oxidación de la glucosa para posteriormente continuar con la obtención de energía a través de la oxidación de los ácidos grasos libres provenientes de la degradación de las reservas de triglicéridos. Esta transición de un sustrato energético a otro no tiene un punto determinado y no sucede de forma repentina, está claro que dependerá de la intensidad y duración de nuestra salida en bici.
Por tanto, es difícil establecer y determinar un tiempo de duración de utIlización de los sustratos para su degradación. Depende de multitud de factores: dieta, nivel de entrenamiento, etc. Si nuestra pretensión es activar la lipólisis (obtención de energía utilizando las grasas) debemos apostar más que por la intensidad del ejercicio, por el VOLUMEN de TRABAJO ( duración). 

No obstante, está demostrado que ejercicios de moderada a alta intensidad producen una elevación del metabolismo mayor que un ejercicio de poca intensidad, es decir, a largo plazo nos interesa más provocar un estímulo alto, ya que esto provocará un estímulo  mayor en nuestro organismo, que necesitará un consumo calórico post ejercicio más elevado. Por eso, en estos momentos no se le está dando tanta importancia al volumen de tiempo o distancia cubierta realizado en el ejercicio, sino a las calorías consumidas.

ESTE TIPO DE ENTRENAMIENTO, YO SÓLO LO ACONSEJARÍA EN PERSONAS CON UN CIERTO VOLUMEN DE ENTRENAMIENTO, AÑOS DE TRABAJO Y EN PRETEMPORADA.

Como más de una vez suelo decir a mi amigos y conocidos:
“EN INVIERNO Y A MAS EDAD, ENTRENO INTENSO Y CORTO! y  EL FONDO  ………..LO DEJAMOS PARA OTRO MOMENTO”
  

CUIDAROS!!!!!!