muesli

Se dice que el desayuno es la comida más importante del día, pero a menudo lo olvidamos. Los horarios y las prisas, y a veces los excesos de la cena anterior, hacen que prestemos más atención a la tarea que nos aguarda que a preparar un buen zumo de fruta, acompañado de unas tostadas con jamón y seguido de un buen MUESLI “casero”.

Está demostrado científicamente que desayunar con muesli es una excelente costumbre, sabrosa, saludable. Existen muchas recetas para preparar el muesli en casa, aquí te presento una básica.

1 cucharada sopera de copos de avena.
3 cucharadas de agua fría (es para poner a remojo, si es integral la noche anterior. En los tipo “kellogs”, no es necesario)
1 cucharada de jugo de limón
1 manzana troceada
1 cucharada de nueces, avellanas o almendras troceadas.

Nos llenarán de energía y ayudarán también a evitar tanto el estreñimiento como la montaña rusa de los índices glucémicos, un factor que a media mañana suelen disparar el resorte del hambre, de la necesidad de “picar” alguna cosa.

Cuidaros!!!!