PAX AVANT

KAIXO,

Después de la participacIón en la marcha Pax Avant, tenía  que darme un buen descanso y para ello me di un paseo por la zona de Larrau, pueblo para poder disfrutar de todo el fin de semana.

De la prueba poco puedo añadir para los que la pudieron “disfrutar” de ella, DURA PERO DURA, la verdad que el recorrido era impresionante tanto por su dureza como por su belleza. La marcha se animó pronto y en seguida se puso un ritmo duro desde su inicio a cargo del amigo Jkarla y Juan Jesús. Yo por tomar mas precaución en la bajada aceleré el ritmo del mismo en la parte final en sus 3 últimos km para que se estirara un poco el grupo y pudiéramos bajar más tranquilos. Por desgracia en la bajada y producto del calor hubo cantidad de reventones e incluso salidas de tubular de la llanta. Para mala suerte de mi amigo Jkarla, en la bajada casi al final reventó la rueda trasera , topando con sus huesos en el suelo, sufriendo un duro golpe en la rodilla izq. retirándose de la prueba.
Ya en la parte delantera de la marcha estaban gente como Ugaitz Artola, corredor impresionante y mejor persona, que por circunstancias no pudo pasar a profesionales, que ahora compagina la bici con las carreras de montaña. También estaba Ion Garmendia, el cual sufrió también varios pinchazos durante la prueba, Urizar que reventó el tubular en la parte final de  Bagardi, Unai  y el propio Ioseba Albisu, Patxi Plazaola ,Aitor Hernandez y Luis Arza.
Bargardi lo subimos rápido, pusieron Urizar y Ugaitz un ritmo muy fuerte y con el gancho pudimos aguantar, eso sí sufriendo de lo lindo. Luego, la posterior bajada fuimos tranquilos y a relevos hasta empezar a subir Isarbe. Yo allí apreté desde el principio y me fui solo para arriba y vi que de atrás tiraba con fuerza Aitor, pero bueno, yo seguí a mi ritmo. A falta de 7 a coronar, llegó a mi par Hernandez y enseguida Albisu y Plazaola.
Bajamos bien y subimos el siguiente puerto ya juntos Albisu, Plazaola y yo. Es en el descenso de este puerto, en una curva muy cerrada donde se me clava la rueda trasera y hago un recto que me voy contra una valla de espinos PUFFFF, impresionante golpe que me dejó bloqueada la espalda y tirado en el suelo.

Ya para mí, fue “sube como puedas”, no me podía poner de pie en toda la subida, hasta que en el cruce hacia la PIEDRA paré en la ambulancia de Cruz Roja, me atendieron y después de unos minutos pude seguir la marcha.
Es en en los últimos 2 km cuando me me pasaron Arza y Unai. Justo cuando llegaba al final del descenso llegó a mi altura Artola, que me “presto” su rueda para ya entrar juntos en Isaba.

Hoy lunes, no perdiendo la costumbre de la Grupeta, he ido a Orio, CAFE, y vuelta por Igueldo a 120 pulsos, disfrutando del paisaje. Algo que no hay que olvidar!!!

cuidaros!!